La política y el ciudadano

publicado el 9.03.2008 por José Jiménez Campos
Convertir en archivo PDF | Enviar la referencia de este documento por email enviar por email | Versión para imprimir de este documento

Unos conceptos básicos para participar en política con conocimiento y para prevenir la manipulación de tu voto.

LA POLÍTICA Y EL CIUDADANO

Libertad sin ira
Canción emblemática del grupo JARCHA que ha venido a simbolizar la re-instauración de la democracia en España.

ORÍGENES Desde la aparición del hombre sobre la tierra, éste ha vivido colectivamente organizándose de diferentes modos. Nosotros hemos podido conocer los rastros de su existencia a partir del descubrimiento de utensilios, productos artísticos, construcciones, enterramientos, etc. Pero a partir de la aparición de la escritura, el hombre ha ido dejando documentos a través de los que hoy podemos conocer sus formas de organización. De ese modo nos llegan las primeras noticias sobre civilizaciones fluviales: Egipto (Nilo), Babilonia (Eúfrates) India (Indo) y China (Ganges); así comienzan los tiempos históricos. Cinco o seis siglos antes de la era cristiana en Grecia, las personas se agrupan en ciudades (“polis”) y el hombre es considerado “zoom politicom” o sea un animal capaz de participar con argumentos sobre la organización de sus colectividades. Aunque no a todas las personas se les reconocía tal honor sino que por ejemplo en Esparta, se reconocían tres tipos de habitantes: los hombres libres, que tenían los máximos derechos, (espartiates); los vasallos, que tenían algunas libertades (periecos) y otros a los que se les asignaba la condición de siervos o esclavos (ilotas). Es en Grecia, también, donde aparece la organización democrática del estado, la DEMOCRACIA, que significa “el gobierno del pueblo”. Ya en nuestra era cristiana, Roma sustituye a Grecia en la hegemonía del mundo conocido. Con la palabra “Civitas” en latín se llamaba a la ciudad. Ciudadano significa, pues, habitante de la ciudad. Se consideraban “bárbaros” a aquellos pueblos que no tenían este nivel de civilización. La vida de la ciudad se organizaba en los “foros” (plazas públicas). Y los padres llevaban allí a sus hijos al cumplir los 16 años y antes de la mayoría de edad para que asimilasen directamente las bases de la vida política y social de la ciudad. En Roma se aspiraba a la “isonomía” (igualdad entre nobles y plebeyos).

LA ACTUALIDAD Hoy día, en muchos países, como por ejemplo el nuestro, ESPAÑA, todas las personas somos considerados ciudadanos libres y desde nuestra mayoría de edad (18 años) podemos ejercer la totalidad de nuestros derechos políticos.

Los Poderes del Estado son tres:
-  El Legislativo, que elabora las leyes, y que radica en dos instituciones: Congreso y Senado.
-  El poder Ejecutivo (el Gobierno) que aplica las leyes, que ordena lo que todos los españoles deben cumplir.
-  El Judicial, que se encarga de dictaminar si las actuaciones de personas e instituciones están de acuerdo con la legislación vigente.

Cada estado tiene su forma peculiar de organización: unos estados se constituyen en Repúblicas con un Presidente elegido por el pueblo; otros son Dictaduras, sistemas en los que una persona se erige a sí misma como Jefe del Estado; otros son Monarquías en las que el poder lo ostenta el Rey; etc.

En España, actualmente, tenemos una Monarquía Parlamentaria, su figura principal es el Rey que representa a todo el pueblo pero que no tiene capacidad para gobernar, no puede dar órdenes, eso queda a cargo del Gobierno de la Nación. Anteriormente en España existía una dictadura y el General Franco asumía las funciones de Jefe de Estado y de Jefe de Gobierno.

LAS VOTACIONES Para la gobernabilidad de los países existen diversos tipos de instituciones que se corresponden con las distintas demarcaciones geográficas:
-  Ayuntamiento para el gobierno de los municipios (pueblos y ciudades).
-  Diputación Provincial, provincias.
-  Gobierno autonómico, para organizar la Comunidad Autónoma.
-  Gobierno de la nación para toda España.
-  Comisión Europea, para organizar Europa.

Todos podemos participar como votantes para elegir a nuestros representantes (cargos políticos) en las instituciones y asimismo podemos presentarnos como candidatos para optar a dichos cargos. Los ciudadanos podemos elegir directamente a:
-  Los concejales de nuestro municipio.
-  Los Parlamentarios de nuestra comunidad autónoma, Andalucía.
-  Los Parlamentarios del Estado, que constituyen las Cortes Españolas y que están formadas por dos cámaras: El Congreso (cámara baja) y el Senado (Cámara alta).
-  Y los Parlamentarios europeos, que junto a los de los demás países de los estados miembros, constituyen el Consejo de Europa.

Existen también en nuestra organización una serie de órganos que no son elegidos directamente por los ciudadanos sino por nuestros representantes. Por ejemplo:
-  El alcalde es elegido por los concejales. Éstos también eligen a los Diputados Provinciales y éstos al Presidente de la Diputación.
-  Y los Parlamentarios eligen al Presidente del Gobierno, tanto a nivel andaluz como en lo referente a España.
-  El Presidente del Gobierno de Andalucía nombra a sus Consejeros así como el Presidente del Gobierno de España nombra a los Ministros.

PARTICIPACIÓN EN LA VIDA PÚBLICA Los ciudadanos que desean presentarse como candidato a un cargo político, han de integrarse en una lista. La lista dispone de un tiempo para dar a conocer los programas que desean realizar si son elegidos. Las listas pueden ser presentadas por los Partidos Políticos o por conjuntos de ciudadanos que hayan formado una Agrupación Independiente. Las personas pertenecientes a un partido político comparten una serie de ideas que representan su ideología. Las ideologías en general se dividen en izquierdas y derechas. También existen partidos que le dan la máxima importancia a su Comunidad Autónoma, son los llamados nacionalismos. La ideología de derechas pretende crear las condiciones necesarias para que los ciudadanos más valiosos constituyan empresas en las que el resto de los ciudadanos puedan trabajar y ganarse la vida. La ideología de izquierdas busca igualar las oportunidades de todos los ciudadanos y para ello destina más ayudas a los que menos tienen. Cuando la persona se acerca a su mayoría de edad, debe tratar de crear su conciencia política. La familia y el sistema educativo le pueden guiar pero debe ser una tarea individual la búsqueda de la propia identidad, de modo libre. Además, la persona seguirá siendo libre durante toda su vida para cambiar de ideología si así lo decide. Todas las ideologías son igualmente respetables y cada uno debe encontrar su lugar entre en ellas. Cuando lo encuentre no deberá sentirse superior ni inferior a los que pertenezcan a otra y ni, por supuesto, avergonzarse de la suya.


papeleta en urna -

El derecho al voto es pieza básica en democracia.

volver
comentar este artículo
inicio | contactar | privado

Calendario

« enero de 2018 »
L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4
 

NOTICIAS DESTACADAS

blogs

sobre esta web

SPIP

Este sitio web forma parte del proyecto , desarrollado con SPIP y bajo la asesoría técnica de ZEMOS98 gestión creativo.cultural.

¡Prueba Firefox!

Esta web sabe mejor en el navegador Mozilla Firefox

suscripción

RSS

Puedes sindicar este sitio pinchando con el botón derecho sobre la imagen y copiando la ruta del enlace en tu lector de feeds. También puedes saber más de este tema.

licencia

Creative Commons License

Este sitio web se publica bajo una licencia de Creative Commons, bajo la que el usuario es libre de copiar, distribuir y comunicar públicamente la web, hacer obras derivadas y un uso comercial de ella, bajo la condición de respetar la autoría.

estadísticas

9854 visitas desde febrero de 2008. 24 artículos publicados. 7 autores. 1018 comentarios.
| mail | solo texto
Junta de Andalucía