Deltas

Medios sedimentarios de transición   /  Medios sedimentarios  /  Geología  / Página principal

 Información extraída de la obra: "Estratigrafía", de Inmaculada Corrales, Juan Rosell, Luis Sánchez, Juan A. Vera y Lorenzo Vilas. Ed. Rueda, Madrid, 1977.

Imágenes Landsat de deltas

Llanura deltaica   /   Frente deltaico   /  Prodelta

        Un delta está constituido por tres partes que, de la más cercana al río o más proximal, a la más distal o más cercana al mar se denominan: la llanura deltaica, que es subaérea con un claro dominio del continente; el frente deltaico donde se desarrollan ya procesos de tipo marino, y el prodelta, permanentemente sumergido y donde siendo su materiales de procedencia fluvial, se hallan enteramente afectados por procesos marinos. Estas diferentes partes del delta fueron definidas en el río Mississippí por Coleman & Cagliano (1965).

        Evidentemente, no hay que considerar al delta como un ente estático, sino que se halla en continua evolución, ya sea en avance agrandándose, ya en retroceso hacia tierra por su destrucción por el mar. En su avance, lógicamente, las distintas partes en que se divide el delta van progradando hacia el mar de tal forma que la parte ocupada por el prodelta, más tarde, es ocupada por el frente deltaico, y si éste sigue avanzando, finalmente, por la llanura deltaica. Este hecho tan simple es el que luego dará una explicación a la secuencía tipo de un delta, secuencia que se irá repitiendo cíclicamente dando lugar a una serie deltaica.

        En el concepto clásico de deltas, estas tres partes fueron ya establecidas por Gilbert (1890) para un delta lacustre, a las que denominaba: depósitos de topset caracterizados por la existencia de láminas paralelas; el foreset, con láminas fuertemente buzantes, y el bottomset, con láminas paralelas en la parte inferior del mismo.   

        Estos canales pueden adquirir un régimen meandriforme, característico de la parte baja de un curso típicamente fluvial. Su evolución y estructuras sedimentarias son las típicas de una barra de meandro (point bar sequence).

        Los límites laterales de los cauces que funcionan lo constituyen unos márgenes o diques ligeramente elevados respecto al nivel del canal (natural levee). Estos diques están originados, en los momentos de crecida, por los materiales más groseros que el río es capaz de transportar en suspensión, generalmente arenas finas, limos y arcillas.

 

Llanura deltaica

        Corresponde a la parte emergida del delta. En ella existe un claro predominio de fenómenos fluviales representados, en un momenton determinado,  por una serie de canales que delimitan zonas casi llanas o pequeñas depresiones limitadas por los márgenes de éstos y ocupadas por pantanos y matrismas (palustre s.l.).

 

Submedio fluvial

        Forma el relleno de canales, ya sea por la migración de barras de meandro, ya de cauces anastomosados (braid bars), mucho más raros. Estos canales quedan limitados por sus diques correspondientes.

        Evidentemente, la relación lateral, y muchas veces vertical, de estos submedios será distinta si se establece en un ambiente fluvial típico o bien en un ambiente deltaico.

        El transporte de los sedimentos en los deltas se efectúa por canales activos. Estos pueden ser únicos o hallarse subdivididos, dando lugar a canales distributarios.

        Cuando el río abandona uno de estos canales, éste se colmata paulatinamente. En un principio, esta colmatación se realiza con los sedimentos transportados por el mismo río, dando lugar a una típica secuencia positiva, causa de la deceleración de la corriente, con lo que, además, la sucesión vertical de las estructuras sedimentarias será la típica que se produciría en una corriente que, de forma progresiva, va perdiendo intensidad de flujo. El final del ciclo, o sea, la etapa última de colmatación, vendrá caracterizado por la existencia de abundantes restos vegetales y por una bioturbación de los sedimentos, producida por el soporte vegetal que, lógicamente, debe implantarse con relativa rapidez.

        Estos canales pueden adquirir un régimen meandriforme, característico de la parte baja de un curso fluvial. Su evolución y estructuras sedimentarias son las típicas de una barra de meandro (point bar sequence).

        Los límites laterales de los cauces que funcionan los constituyen unos márgenes o diques ligeramente elevados respecto al nivel del canal (natural levee). Estos diques están originados, en los momentos de crecida, por los materiales más groseros que el río es capaz de transportar en suspensión, generalmente arenas finas, limos y arcillas.

Submedio palustre

        Engloba aquellas áreas pantanosas donde existe una sedimentación orgánica (vegetal) muy intensa. La mayor parte, en extensión, de la llanura deltaica está ocupada por este submedio. En la actualidad, y en la mayor parte de los deltas, esta zona posee un gran interés económico por hallarse intensamente explotada agrícolamente.

        El submedio palustre engloba toda una extensa gama de áreas pantanosas o lacustroides de características a veces muy dispares. De todas formas, en los sedimentos fósiles, vendrán caracterizados por una gran abundancia de materia orgánica (carbonosa).

        Alguna de estas zonas lacustroides pueden tener comunicación con el mar, ya sea permanente ya esporádicamente, dando lugar a lagos salobres.

        En todos ellos la sedimentación detrítica es de elementos finos y, en la mayoría de los casos, abundante materia orgánica, ya sea en forma de niveles, ya mezclada con el sedimento por la bioturbación, especialmente producida por las plantas.

        En estas áreas son a veces muy abundantes los restos de moluscos y ostrácodos especializados, representados por una gran abundancia de individuos y una relativa pobreza de especies.

        Las bahías interdistributarias son áreas abiertas o comunicadas con el mar y limitadas por diques de canales (levees), o bien por áreas pantanosas (marshes). En ellas puede producirse una sedimentación de tipo detrítico fino y por crevasses de elementos más gruesos, así como materia orgánica y algunas conchas. Cuando actúa el oleaje, presenta una laminación ripple, la cual da lugar a una estratificación lenticular. Es asimismo abundante la laminación paralela, ya sea de color, ya textural. Estas estructuras primarias se hallan frecuentemente destruidas, parcial o totalmente, por la bioturbación.

Frente deltaico

        Corresponde a un ambiente fluvio marino donde se establece la pugna mar-continente. Si es el continente el que avanza sobre el mar, o sea, que el delta prograda por una sedimentación intensa, en el frente del mismo se desarrollan una serie de subambientes que se denominan (Coleman & Cagliano, 1965): Canal distributario (distributary channel), dique subacuático (subaequous levee), barra en la boca de un distributario (distributary mouth bar), barra distal (distal bar). En el caso de que un delta se desarrolle en aguas poco profundas y con un bajo nivel energético en el frente deltaico, se desarrollan unas láminas (extensiones delgadas) de arena que cubren uniformemente la superficie frontal del delta.

 

Canal distributario (Distributary channel)

        Es un cauce distributario del río en su entrada en el mar. Los materiales que transporta este cauce los deposita en la parte más proximal del frente deltaico. Si el delta es progradante estos sedimentos constituirán la parte alta de un ciclo deposicional típico para los frentes deltaicos.

        Estos cauces quedan limitados lateralmente por diques algo más elevados (natural levee) que llegan a introducirse dentro de las aguas marinas formando el dique subacuático. Hacia el mar estos diques van, progresivamente, perdiendo altura y, por lo tanto, potencia de sus sedimentos, hasta desaparecer por completo. La parte subacuática se halla continuamente expuesta a la acción del oleaje y al influjo de las mareas.

        Tanto los canales como sus respectivos diques poseen características parecidas o idénticas a sus correspondientes en un régimen fluvial típico.

        No obstante, se puede recordar aquí que están formados por arenas, pues los materiales finos que han sido transportados al mismo tiempo en suspensión, se depositan en el mar en zonas más distales. Estos sedimentos finos, en los períodos de bajo régimen de flujo pueden llegar a depositarse en esta zona y, más tarde, preservarse o erosionarse, dando lugar a veces a cantos blandos. La sucesión de estructuras sedimentarias es la típica de los canales fluviales (laminaciones cruzadas a gran y pequeña escala, niveles erosivos con su consecuente relleno y fosilización de los surcos, etc.). Además, podrán existir estructuras de deslizamiento producidas por la inestabilidad relativa de los materiales de las paredes del canal, y pliegues recumbentes,  recumbent folds, debidos o al transporte de masas densas que producen la distorsión de los materiales aún no consolidados que forman el fondo o a movimientos lentos que afecten a estos materiales.

Barra en la boca de un distributario (Distributary mouth bar)

        Se origina y se desarrolla por sedimentación en la boca de los canales dando lugar a un área de aguas muy someras. Al perder energía el medio fluvial a su entrada en el mar, antes confinado en un canal, deposita los materiales transportados por el canal, ya sean arenas finas, limos o arcillas.

        La arcilla se halla en mucha menor proporción, y entre las láminas de ésta existen, con relativa frecuencia, pequeños, pero abundantes fragmentos de restos vegetales. Los materiales sedimentados en esta área se hallan frecuentemente retrabajados por las propias corrientes fluviales del canal o bien por el oleaje. Las estructuras sedimentarias primarias que presentarán estos materiales serán laminaciones cruzadas a gran y pequeña escala (las primeras, de tipo festoon, y las segundas, de tipo ripple de corriente). Al ser afectados por el oleaje no es de extrañar que presenten ripples debidos a las olas (wave ripples).

        La fauna es muy escasa como consecuencia de la intensa sedimentación detrítica, que dificulta enormemente el desarrollo normal de la vida.

 

Barra distal  (Distal bar)

        Corresponde a la parte más extensa del frente deltaico y se caracteriza por formar un suave talud en el frente del mismo. En ella se depositan materiales finos, generalmente limos y arcillas y, en menor proporción, arenas finas, y en los que son frecuentes, además, pequeñas partículas vegetales. En esta área pueden desarrollarse ciertas faunas adaptadas a la salinidad anómala aquí reinante que producen una intensa bioturbación de los materiales. La corriente puede dejar su sello en laminaciones cruzadas y el oleaje puede dar lugar a ripples de olas que, en gran parte, serán destruidos por la bioturbación.

Depósitos de frente deltaico en sedimentos actuales

        Al progradar un delta y hallarse situado en un área subsidente se irán estableciendo sucesivamente cada uno de estos submedios sobre el anterior. Al cabo de un tiempo, sobre los materiales depositados en el distal bar de un estadio 1, se sedimentarán los del distributary mouth bar de un estadio 2 y sobre éstos los del distributary channel de un estadio 3.

        Si estos cuerpos arenosos van progradando mar adentro adquieren forma alargada y sección más o menos bioconvexa muy aguda. Se conocen en la literatura como bar finger sand o bien stream mouth bar. En ellos un fenómeno muy característico es la extrusión diapírica de las arcillas del prodelta, poco compactadas y ricas en agua, dando lugar a los mud lumps, que pueden alcanzar la superficie y originar verdaderas islas.

 

Prodelta

         Corresponde a la parte más distal de un aparato deltaico, y los materiales que en ella se depositan son de transición a los materiales típicamente marinos. Estos materiales son los más finos, sedimentados en un delta, siendo generalmente lutitas y, a lo sumo, limos.

        Como estructuras sedimentarias presentan laminaciones paralelas, ya sean texturales, ya de color, y raras laminaciones debidas a ripples de corriente en los limos. Muchas veces estas laminaciones quedan parcial o totalmente destruidas por la bioturbación. Asimismo, pueden hallarse residuos de conchas.

        A veces es difícil distinguirlos de los materiales de la plataforma continental. No obstante, en ésta existe una gran abundancia de fauna y, por lo tanto, la bioturbación de los mismos es intensa y, además, las laminaciones son siempre de color.

 

 

 
Delta del Ebro.


Delta en una albufera de la costa tunecina.


Imágenes Landsat de deltas