La superficie de los planetas terrestres:
Un ejercicio de geomorfología comparada.


La teledetección por satélites artificiales ha adquirido en los últimos años una importancia no muy conocida por el hombre de la calle en el estudio de nuestro planeta. De hecho, incluso en círculos científicos se ignora a menudo el gran peso de los datos que diariamente obtenemos gracias a estos sistemas. En ámbitos científicos, pero en especial en las Ciencias de la Tierra, se ha producido una pequeña revolución en el modo con que vemos nuestro planeta, en cómo nuestra visión se ha hecho incomparablemente más globalizadora, integradora y totalista. Por ello, creemos imprescindible introducir estas técnicas en un curso de Geología, toda vez que serán cada vez de mayor importancia en el diario quehacer del geólogo –como lo es ya la Fotogeología– y en el seguimiento y control de los grandes sistemas estudiados por las Ciencias de la Tierra.

Por otro lado, las sondas no tripuladas enviadas a la Luna y a los planetas terrestres (Mercurio, Venus y Marte) nos han proporcionado tal cantidad de datos que, seguramente, sus resultados mantendrán en agitación nuestro conocimiento durante muchos años. Casi todo lo que se conoce de estos planetas lo es a partir de las imágenes obtenidas por estas sondas, bien en el espectro visible, bien mediante radar, bien en la banda infrarroja. El análisis de estas imágenes por medios ya utilizados por los satélites artificiales que estudian la Tierra, usando técnicas similares, es una auténtica aplicación de los medios de la Geología al estudio de otras superficies sólidas extraterrestres.

El objetivo de esta actividad es múltiple:

–Introducir al alumno al análisis de imágenes geológicas sencillas. Capacitarlo para reconocer estructuras y procesos geológicos estudiados en clase.

–Lograr que los alumnos reconozcan rasgos geológicos terrestres en la superficie de otros planetas, explicando su origen en forma de procesos geológicos equiparables a los de la Tierra. Conseguir comprender la base del método de estudio de los planetas terrestres mediante imágenes.

–Reforzar la capacidad de observación de los alumnos. Inducirles a hacerse preguntas sobre lo que ven. Capacitarlo para usar la imagen como herramienta de investigación y comparación, así como de estímulo de nuevas ideas.

–Lograr la reflexión sobre el papel que ocupa la Tierra en su entorno planetario. Ayudarle a adquirir una visión global de la Tierra. Reflexionar sobre la base uniformista y actualista de los estudios geoplanetarios.

Esta actividad se estructura en diez conjuntos de fichas compuestos de la siguiente manera:

Cada uno está dedicado a un rasgo superficial de sencilla descripción, observación y localización. Primero se muestra uno o más ejemplos del rasgo en la Tierra, casi siempre en forma de una o varias fotografías de satélite. Cuando procede, la foto está interpretada en forma de dibujo que muestra esquemáticamente sus aspectos más importantes. Esta interpretación es fácil de hacer superponiendo un acetato transparente sobre la foto y dibujando sobre él. Seguidamente, figuran varios ejemplos del mismo rasgo hallados en los planetas terrestres. Sobre ellos pueden hacerse comparaciones, plantearse hipótesis, desarrollar discusiones, etc. A modo de ejercicio, puede hacerse su interpretación sobre acetato, como se ejemplifica en las fotos terrestres. No obstante, debemos admitir que, la facilidad o incluso posibilidad misma de dicha interpretación están muy condicionadas por la calidad de reproducción en papel o proyección en pantalla de dichas imágenes.

De este modo, esta actividad puede servir como ejercicio de iniciación para luego realizar la actividad denominada “Cartografía Geomorfológica Global del Planeta Marte”, aunque ésta pueda realizarse independientemente sin gran problema. Asimismo, ambas actividades son un paso previo al estudio de la superficie del planeta (craterización), el análisis de su interior mediante técnicas de detección remota y la investigación minera de una zona superficial concreta, temas que se proponen en otros documentos de esta serie.

Las fichas se han elegido de modo que abarquen un espectro amplio de procesos geológicos y las estructuras que originan, todos incluidos en los objetivos conceptuales de la Geología y de las Ciencias de la Tierra y el Medio Ambiente de 2º curso de Bachillerato. Como sugerencia, se propone que, en la exposición en clase de estos conceptos, se utilicen medios audiovisuales para representarlos, recomendando especialmente el uso de la diapositiva o de los sistemas de proyección de imágenes digitales para ilustrar esquemas, dibujos, fotos aéreas y de satélite de cada concepto. Esto facilitará la comprensión de la estructura en particular desde diversos métodos de representación icónica, facilitando su conceptualización y la comparación de las propiedades y utilidades de cada método (Fotogeología, teledetección, mapa geológico, bloque diagrama, esquema o foto de campo, corte, etc).

Salvo los terrenos plegados, de incierta existencia en Marte, todas las estructuras encuentran su representación en el planeta rojo, persiguiendo nuestro objetivo de realizar una comparación uniformista entre este planeta y la Tierra.

 

 

Casquetes de Hielo

 

 

Tierra

 

Marte

Formaciones glaciares

 

 

Tierra

 

Marte

Drenaje dendrítico

 

 

Tierra

 

Marte

Drenaje caótico

 

 

Tierra

 

Marte

Estructuras de Impacto

 

 

Mercurio

 

Venus

 

Tierra

 

Luna

 

Marte

Estructuras volcánicas

 

 

Venus

 

Tierra

 

Marte

Formaciones eólicas

 

 

Tierra

 

Marte

Fosas tectónicas

 

 

Tierra

 

Luna

 

Marte

Terrenos fallados

 

 

Mercurio

 

Venus

 

Tierra

 

Luna

 

Marte

Terrenos plegados

 

 

Tierra

 

Venus