Hacienda de La Peregrina

Fotografía extraída de:

"Imágenes de una Arquitectura Rural: Las Haciendas de Olivar en Sevilla"
Mª Cruz Aguilar y Alfonso Cruz.
Diputación Provincial de Sevilla, 1998.

 

"Imágenes de una Arquitectura Rural: Las Haciendas de Olivar en Sevilla"
Mª Cruz Aguilar y Alfonso Cruz.
Diputación Provincial de Sevilla, 1998.

  En el pozo del patio hay una inscripción que indica el año de 1759 como comienzo de la construcción. El patio es rectangular y está cerrado en su fachada de acceso con una verja sobre murete. Dos pilarones sujetan la cancela. Al fondo del patio está el señorío, ocupando parte de la nave de dos plantas, al que se accede a través de una zona porticada con arcos y columnas. El arco central está rematado por un balcón con escudo de piedra. En el interior existen interesantes artesonados. Las naves laterales están ocupadas por el lagar y la almazara con torres mixtas gemelas, que tienen huecos con arcos, pilastras y remates en forma de cubierta de pabellón con tejas. Las fachadas del patio conservan restos de pinturas murales en estuco. La arquitectura originaria se adscribe al modelo tradicional con elementos del barroco urbano.
 

"Las Haciendas de Olivar del Aljarafe Alto"
Ricardo Ronquillo Pérez
Colegio Oficial de Arquitectos
Sevilla, 1981

Situada en un montículo junto a un arroyuelo que desemboca en el Río Pudio cerca del pueblo de Bormujos.

Se organiza en torno a un patio principal con pozo en cuyo arco se lee la siguiente inscripción: “Esta hacienda nombrada de Ntra. Sra. del Rosario o La Peregrina la empezó Don Francisco Javier de Tovar, Ministro General de Comercio, Moneda y Minas y Diputado de San Telmo. Marzo de 1759”. Al fondo del patio queda el señorío, en dos plantas, en cuya fachada aparecen tres arcos de medio punto sobre columnas, con el central rematado en balcón orlado con un escudo de piedra y dos cerámicos. Interiormente cuenta con suntuosa escalera y zonas nobles con buen artesonado. A la derecha del patio se encuentra el molino aceitero con esbelta torre mixta acabada en cubierta a cuatro aguas sobre arcos que descansan en columnas y pilastras. A la izquierda y simétricamente al molino, queda el lagar y bodegas con torre mixta análoga pero menos esbelta que la primera. Todas las fachadas al patio, conservan restos de pinturas murales sobre estuco.

Según su propietario, en el año 1928 se instaló en el molino la primera prensa hidráulica que se mostraría al año siguiente en la Exposición Iberoamericana de Sevilla.


   

 

Página principal  /   Arquitectura  /   Haciendas